Cuándo y cómo utilizar plantas medicinales

19/10/2016

Lo sé… estás esperando desde hace siglos que te responda un e-mail… Me sabe fatal. He cambiado de trabajo y voy como loca; a veces se me olvida respirar. Ya sabes, lo de la slow life y esas cosas que algún día me debería aplicar. El caso es que como me soléis enviar bastantes dudas acerca de cómo emplear remedios botánicos, he decido escribir este post recopilatorio para daros respuesta. Y es que el uso de plantas medicinales es cada vez más popular. Indudablemente, las especies vegetales son un recurso fácil de conseguir, sencillo de aplicar y relativamente inocuo, de ahí su auge. Los propios estudios científicos avalan su utilización como terapias seguras y eficaces. Ahora bien, como toda medicina, los remedios a base de hierbas deben tratarse con prudencia: tan importante es conocer su potencial terapéutico, como sus posibles efectos adversos sobre nuestro organismo. Te explico pues cuándo y cómo utilizar plantas medicinales:

cuándo y cómo utilizar plantas medicinales

Imagen: Organicus

¿Qué enfermedades pueden tratar las plantas medicinales?

Según la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT) la plantas medicinales suelen utilizarse frecuentemente en el tratamiento de afecciones del aparato locomotor (por ejemplo inflamatorias y degenerativas como artrosis, artritis y tendinitis), del sistema nervioso (ansiedad, insomnio, depresión leve, trastornos cognitivos, cefaleas), urinarias (infecciones, prevención de litiasis), dermatológicas (dermatitis, psoriasis, acné), digestivas (falta de apetito, gastritis, úlceras, diarrea, estreñimiento, colon irritable, afecciones del hígado y vesícula biliar), metabólicas (sobrepeso, hipercolesterolemia, diabetes del adulto), circulatorias (hipertensión leve, varices, hemorroides), respiratorias (resfriados, gripe, bronquitis), etc.

cuándo y cómo utilizar plantas medicinales

Imagen: Organicus

En este sentido, podríamos decir que, mientras la enfermedad aguda grave debe ser competencia exclusiva de la medicina convencional, con el asesoramiento adecuado, la fitoterapia puede tratar muchas enfermedades agudas no complicadas, como las descritas en el párrafo anterior. En el caso de enfermedades crónicas (artritis, artrosis…), también es posible recurrir a las plantas medicinales, pero de nuevo, es recomendable que siempre sea bajo control médico.

¿Qué precauciones debo seguir a la hora de utilizar plantas medicinales?

Muchas de las hierbas medicinales han sido utilizadas durante siglos, lo que proporciona cierta garantía de seguridad. Probablemente, este hecho ha contribuido a consolidar una percepción errónea de que natural es sinónimo de inocuo. Si bien es cierto que las sustancias vegetales suelen presentar unos márgenes terapéuticos más amplios que los fármacos de síntesis, no están exentas de posibles efectos adversos, interacciones i contraindicaciones. De ahí que la evaluación de su seguridad tenga que hacerse según los criterios aplicados al resto de medicamentos y basarse en datos científicos. Te dejo una serie de pautas que pueden servirte para mejorar tu salud y hacer una correcta utilización de las plantas medicinales:

cuándo y cómo utilizar plantas medicinales

Imagen: Organicus

Precauciones y consejos

*Elige un estilo de vida saludable, que incluya ejercicio + dieta sana y equilibrada

*Deja los hábitos nocivos (tabaco, alcohol, etc.)

*Ante un problema de salud, busca siempre el diagnóstico adecuado. Lo más adecuado es que acudas a un profesional sanitario

*Utiliza los remedios botánicos de forma responsable, valorando siempre la relación riesgo/beneficio. Evita su consumo durante largos periodos de tiempo

*Utiliza plantas medicinales de calidad y bien identificadas

*Jamás emplees ningún preparado si presentas hipersensibilidad a la sustancia activa

*Extrema la prudencia en caso de embarazo o lactancia, en niños, ancianos y personas enfermas que toman además otros fármacos.

Puedes leer más información sobre una dieta sana y equilibrada en este enlace.

¿Quieres saber más sobre el tema?

*¿Te interesa qué planta utilizar en cada ocasión? Descarga gratis AQUÍ esta guía que he preparado sobre plantas medicinales

*Descubre mi botiquín de plantas medicinales y aceites esenciales

*No te pierdas todos los artículos en la categoría de SALUD 🙂

Cómo blanquear la ropa de manera ecológica

05/10/2016

El percarbonato de sodio, también conocido como agua oxigenada sólida, es uno de mis productos estrellas en la limpieza del hogar. Es un compuesto excelente para blanquear la ropa, eliminar las manchas en tejidos, limpiar las juntas de las baldosas o incluso desinfectar. ¿Lo mejor? Al no contener cloro ni fosfato es más respetuoso con el medio ambiente. Descubre cómo blanquear la ropa de manera ecológica. Estos consejos te harán la vida más fácil:

cómo blanquear la ropa de manera ecológica

Imagen: Organicus

  1. Preservar el color blanco de la ropa

En contacto con el agua, el percarbonato se descompone en agua oxigenada, un blanqueante natural gracias a la acción del oxígeno liberado, y carbonato de sodio; este último compuesto alcaliniza el medio, ablandado el agua y aumentando así la eficacia del detergente. De este modo, también evitas que las prendas se tornen grisáceas debido a la presencia de cal. Te explico exactamente cómo lo utilizo:

*Si tengo planeado hacer una lavadora para blanquear ropa a conciencia, utilizo mi receta de detergente casero, pero en este caso añado una cucharada más de percarbonato y lavo a 60ºC, temperatura a la cual este compuesto se torna más efectivo. He probado a hacer lavadoras a 60º con o sin percarbonato y la diferencia es abismal, palabra.

cómo blanquear la ropa de manera ecológica

*En el caso de una “colada normal” con ropa clara, hago exactamente lo mismo, pero empleo sólo una cucharada de percarbonato de sodio y programo la lavadora a 40ºC. Atención porque últimamente estoy muy vaga y mezclo tanto ropa de color como blanca en el tambor. También funciona de maravilla y no noto que la ropa oscura pierda su brillo. El agua de mi zona contiene mucha cal.

cómo blanquear la ropa de manera ecológica

Por supuesto, también puedes añadir nueces de lavado al a ecuación. 

  1. Quitamanchas

Muy relacionado con el punto anterior. ¿Te suena el nombre de Vanish Oxi Action o Oxi Clean? Pues que sepas que gran parte de su poder blanqueante es debida al percarbonato de sodio.

*Para manchas de café, vino, fruta, sudor, etc. prueba a hacer una pasta con percarbonato y agua templada/caliente, y dejarla actuar sobre la mancha en cuestión. También puedes dejar la prenda en remojo unas horas. Luego la frotas y a la lavadora.

cómo blanquear la ropa de manera ecológica

*Para manchas de sangre, exactamente lo mismo que el caso anterior, pero también sirve el agua fría. Y ahora un SÚPER TRUCAZO relacionado con este tipo de manchas: probé a blanquear mi copa menstrual, sumergiéndola en agua caliente con una cucharadita de percarbonato de sodio. ¡La leche! Espera a que el agua de enfríe (aprox. 45 minutos) y luego, obviamente, límpiala bien y esterilízala con agua hirviendo antes de usarla. Supongo que también funciona con agua oxigenada líquida, pero yo me quedo con mi adorado percarbonato.

cómo blanquear la copa menstrual de manera ecológica

Sigue atenta, que iré dejando más trucos y recetas para la higiene del hogar con el percarbonato de sodio como denominador común 😉 Mientras tanto, te dejo unas cuantas recetas eco-friendly más para la limpieza de tu hogar:

*Receta de detergente casero para la colada

*Vinagre infusionado con cítricos para la limpieza del hogar

 *Cómo limpiar cobre

*Prepara tu propio limpiador multiusos

Nota: no confundir el percarbonato de sodio con el perborato de sodio.

Advertencia:

*Ni se te ocurra mezclar el percarbonato de sodio con ácidos (ej. vinagre)

*No lo utilices con prendas con tintes naturales (podría deteriorar el color) ni con tejidos delicados como lana o seda.

*Almacénalo según lo indicado en el paquete y lejos de materias combustibles.

*Lee la etiqueta antes de utilizarlo y protégete debidamente

Cómo multiplicar un pothos

28/09/2016

Pensaba que volvería de vacaciones y encontraría mis plantas medio muertas, ¡pero han aguantado como jabatas! Especialmente el Pothos (Epipremnum aureum), que se ha puesto en modo jungla. Lo cierto es que adoro a esta maravilla botánica: no necesita muchos cuidados, alegra cualquier estancia con sus lianas y lustrosas hojas verdes y, sobre todo, resulta muy fácil de reproducir, lo que se traduce en plantas gratis para tu casa 😉 Además, esta especie vegetal es toda una especialista en filtrar formaldehido y otros compuestos orgánicos, contribuyendo a purificar el aire que respiras. Te hablé sobre esto último AQUÍ. Creo que hoy es el momento perfecto para mostrarte, paso a paso, cómo multiplicar un pothos – también denominado potos o potus. Toma nota:

cómo multiplicar un pothos

Imagen: Organicus

*Corta un tallo de la planta “madre”. La longitud dependerá de la cantidad que quieras reproducir.

cómo multiplicar un pothos

Imagen: Organicus

*Corta el tallo “madre” en trozos, justo por debajo de los nudos (pequeñas protuberancias marrones). Si has cortado una liana con varios nudos, quita las hojas de la base y quédate sólo con las terminales. De cada esqueje obtendrás una planta.

cómo multiplicar un pothos

Imagen: Organicus

Opción A:

*Coloca el esqueje en un pequeño tiesto, de manera que los nudos queden en contacto con la tierra. Te recomiendo que trasplantes 2 o 3  para que la maceta quede más poblada. Yo he utilizado un sustrato apto para plantas de interior, con bolitas de arcilla en la base para el drenaje.

cómo multiplicar un pothos

Imagen: Organicus

Opción B:

*Recicla un recipiente de cristal y llénalo de agua (3/4 partes). Coloca un esqueje y déjalo unos días, hasta que veas como se desarrollan las raíces. Renueva el agua para mantenerla fresca y limpia.

cómo multiplicar un pothos

Imagen: Organicus

*Cuando tenga la raíz formada, es el momento de trasplantarla.

Y ahora toca dejarla en una zona luminosa, pulverizarla y regarla con agua para que siempre esté húmeda (en mi caso cada 5-7 días) y mantener conversaciones profundas con ella todos los días. ¡Crecimiento asegurado!