Archivo de la categoría: Nutrición

Consejos e información en torno a la nutrición

3 ideas gastronómicas para sobrevivir al calor

13/07/2016

Y yo que pensaba que viviendo en Suiza no tendría que soportar los veranos sofocantes de Barcelona. Ilusa de mi… Por aquí el mercurio de los termómetros no para de subir y tener un aire acondicionado no es la norma, por lo que hace falta tirar de ingenio para no derretirse. Hoy recupero alguna propuesta desperdigada por el blog (y algunas nuevas) para proponerte 3 ideas gastronómicas para sobrevivir al calor. ¡A refrescarse!

1.Hielos infusionados

El verano y los cubitos de hielo van de la mano. Estos pedacitos de agua congelada alegran cualquier bebida y te refrescan por dentro. ¿A quién no le gusta chupetearlos una y otra vez hasta derretirlos en la boca? ¡Ay qué gustito! Añade un toque original a tus bebidas veraniegas añadiendo flores (lavanda, azahar), frutas (frambuesa, arándanos, fresa, lima, mandarina), especias (enebro, cardamomo), verduras (pepino) o plantas aromáticas (romero, menta, albahaca). También puedes preparar zumos y tés, para luego congelarlos en forma de cubito. En mi caso, este fin de semana he preparado unos hielos con frambuesa, flor de azahar, menta, romero, lima y grosella negra. Sólo tienes que dejar la pieza de fruta o planta en el fondo de la cubitera, verter agua y dejar congelar. ¡Qué aproveche!

Hielos infusionados con frutas y hierbas aromáticas

Imagen: Organicus

Hielos infusionados con frutas y hierbas aromáticas

Imagen: Organicus

2.Al rico polo

Los helados son los hermanos mayores de los cubitos de hielo, así que toca hacer acopio. Te dejo esta receta que estoy utilizando este verano:

  • 2 nectarinas
  • 1 taza de frambuesas
  • 3 tazas de leche de almendras
  • 1 cucharada de miel

Bate todo para triturarlo bien y colócalo en un molde para polos. Al congelador y listo.

Polos de nectarina y frambuesa

Imagen: Organicus

¿No tienes tiempo para prepararlos tú misma? Pincha un trozo de sandía en un palo, colócalo en el congelado y ya tienes tu popsicle

3.Agua con un toque frutal

Lo recomendable en esta época del año es beber al menos 2 litros de agua diarios. Ahora bien, ten en cuenta que al sudar no sólo pierdes este líquido, sino también minerales, por lo que para mantener la hidratación y sobrevivir al calor, te puede resultar más útil mezclar agua con algo de fruta. Te dejo dos ideas de bebida: una con un toque de limón y otra con sandía.

3 ideas gastronómicas para sobrevivir al calor

Imagen: Organicus

Y no te olvides: en verano, ¡come ligero! Las ensaladas, las frutas de temporada y el gazpacho deben reinar tu mesa. Las comidas abundantes necesitarán más energía para ser digeridas por tu organismo, lo que se traduce en un aumento de tu temperatura corporal. Evita las bebidas con cafeína y alcohol, dado que estas sustancias poseen un cierto efecto diurético, haciendo que tu cuerpo excrete más líquido y, por lo tanto, que se deshidrate antes.

¿Más ideas para sobrevivir al calor en casa (y sin gastar energía)?. Haz clic AQUÍ. 

Cocina de aprovechamiento: croquetas de verduras

10/02/2016

Hace algún tiempo escribí un artículo sobre como practicar el #zerowaste en la cocina para eliminar residuos. Vamos, lo que vendría a ser la cocina de aprovechamiento de toda la vida o la también conocida como upcycling kitchen. Si eres fan de este tipo de recetas culinarias, no te puedes perder los platos de Picniquette para el Hervidero de Ideas. El caso es que hoy yo también me he animado a colgar uno de mis guisos. Se trata de una adaptación de las croquetas de toda la vida, para reaprovechar los restos del caldo casero de forma rápida y sencilla. Si quieres tres platos al precio de uno, sigue leyendo 😉

cocina de aprovechamiento croquetas de verdura

Imagen: Organicus

Paso a paso

  • Lo primero, obviamente, es preparar un caldo casero a base de verduras. En el mío no faltan zanahorias, puerros, patatas, col, nabo, chirivía y apio.
  • Una vez lo tengas listo, aparta las verduras. Puedes utilizarlas todas o seleccionar las que más te gusten. A continuación, estrújalas para quitar al máximo el líquido del caldo. Deben quedar lo más secas posibles.
  • Mientras tanto, precalienta el horno.
  • Desmenuza las verduras en trozos pequeños. Añade queso rallado (opcional).
cocina de aprovechamiento croquetas de verdura

Imagen: Organicus

  • Bate uno o dos huevos, dependiendo de la cantidad de verduras que tengas.
  • Forma croquetas con la mezcla de verduras y rebózalas en huevo.
cocina de aprovechamiento croquetas de verdura

Imagen: Organicus

  • Déjalas sobre la bandeja del horno y cocínalas a 180ºC durante unos 20 minutos
cocina de aprovechamiento croquetas de verdura

Imagen: Organicus

¡Voilà el resultado! ¡Listas para comer! Y… si te sobra huevo del rebozado, no te olvides de hacer una tortilla con él. 3×1 señoras: sopa, croquetas y tortilla francesa 😉

cocina de aprovechamiento croquetas de verduras

Imagen: Organicus

Cómo cocinar de forma segura: 10 errores que no debes cometer

03/02/2016

Seguro que conoces a Lisa Casali. Esta italiana es la autora del blog Ecocucina y de un libro repleto de recetas #zerowaste aptas para ser cocinadas en el lavaplatos. A pesar de llevar mucho tiempo siguiéndola, nunca me había planteado experimentar su técnica culinaria, pues me faltaba el elemento indispensable: el lavavajillas. Sin embargo, al mudarme de casa, me encontré con este fabuloso electrodoméstico en la cocina, por lo que pensé que era el momento perfecto para probar. Empecé a buscar recetas como una loca, pero entre guiso y guiso, encontré algunas críticas a este método de cocción: no sólo por el peligro de contaminación con detergente que presenta – algo que me parece insignificante si utilizas recipientes herméticos – sino por el riesgo de contaminación microbiológica (hongos, bacterias, virus, parásitos), al no alcanzar una temperatura de cocción suficiente.

cómo cocinar de forma segura

Imagen: Organicus

Vaya por delante que, la presencia de bacterias y hongos en los alimentos es normal y, dentro de ciertos límites, inofensiva. ¡Qué no cunda el pánico! El problema aparece si se sobrepasan estos límites, como consecuencia de una higiene, conservación o cocción inadecuada. Por eso, y sin ánimo de entrar a cuestionar las posibles ventajas y desventajas de esta técnica culinaria (que tengo previsto probar), empecé a informarme sobre cómo cocinar de forma segura. Del resultado de mi búsqueda, te dejo este listado con algunos consejos para evitar algunos errores habituales y sortear así el crecimiento indeseado de organismos patógenos. ¡Toma nota porque puede que estés fallando en algo!

1.Olvídate de macerar aceite con ajo o cualquier planta fresca: su contenido en agua y la temperatura ambiente puede propiciar la proliferación de la bacteria Clostridium botulinum, responsable del botulismo. No paro de ver  webs y blogs con recetas de este tipo sin tener ni idea del riesgo que esto puede suponer. Te hablé de esto al final de este artículo

cómo cocinar de forma segura

Imagen: Organicus

2.Aleja a los animales y los productos de limpieza de las zonas destinadas al almacenamiento y preparación de alimentos.

3.En la encimera no se descongela nada. Las bacterias se reproducen rápidamente a temperatura ambiente. Lo correcto es hacerlo en el microondas, en los fogones o dentro de la nevera. Si vas a marinar algo también debes utilizar el frío de este último electrodoméstico.

4.Es INDISPENSABLE que laves las frutas y las verduras con agua, independientemente de que las vayas a consumir con o sin cáscara.

cómo cocinar de forma segura

Imagen: Organicus

5.No limpies jamás la carne o el marisco. Enjuagar estos alimentos puede aumentar las probabilidades de intoxicación alimentaria si sus jugos, y las bacterias que estos puedan contener, salpican sobre el fregadero o la encimera.

6.Evita el contacto entre alimentos crudos y guisados. Una vez cocines la carnes, pescados o mariscos no los vuelvas a dejar en el recipiente donde estaban crudos para evitar la contaminación con sus jugos.

7.Casca los huevos en un sitio diferente del recipiente donde vayas a batirlos. De este modo, si la cáscara estuviera contaminada, evitarías que ésta pasase a la parte comestible del huevo.

cómo cocinar de forma segura

Imagen: Organices

8.No comas ni pruebes masas que contengan huevo crudo. Este alimento puede ser una fuente de Salmonela, por lo que es necesario cocerlo adecuadamente.

9.Cocina los alimentos a una temperatura adecuada. Suele ser la única forma de acabar con algunos organismos patógenos. Te dejo esta tabla de guía. Ten en cuenta que mide la temperatura interna de los alimentos en Fahrenheit. A modo de resumen, la mayoría de organismos patógenos mueren a temperaturas entre 60°C y 75°C, por eso es recomendable que los alimentos cocinados superen los 70-75°C, incluso en sus zonas más interiores.

10.No seques los utensilios recién lavados o los alimentos con el trapo que utilizas habitualmente para limpiarte las manos en la cocina. Usa un paño específico, papel secante o déjalos secar al aire.

Sobra decir que es indispensables lavarse las manos antes de manipular alimentos. ¡Ah! y nada de cocinar con guantes, perderás la sensibilidad y notarás menos la suciedad ¿Algún consejo más que quieras compartir?

 

Referencias

Para saber más sobre seguridad alimentaria puedes encontrar mucha más información aquí: