Archivo de la categoría: Residuo Cero

Trucos y consejos para reducir el número de residuos que generamos a diario

Biodegradable no significa que lo puedas tirar por el váter

21/09/2016

Últimamente, no paro de leer noticias sobre depuradoras atascadas por el uso de toallitas húmedas. El Ayuntamiento de Badalona, por ejemplo, ha lanzado este verano una campaña que lleva por lema “Stop WC: el váter no es una papelera”, para concienciar a la ciudadanía sobre los problemas que estos objetos de higiene están causando en el alcantarillado público (1, 2). Sólo en la Comunidad de Madrid, se estima que el uso de este producto junto con otros – véase, compresas, preservativos, bastoncitos de orejas, etc.- alcanzó las 27.000 toneladas en 2015 (3). ¿En serio? PARA ALUCINAR.

el Vater no es una papelera

Imagen: Organicus. El dibujo lleva el título del lema de la campaña de Badalona, porque creo que resume a la perfección el mensaje

Aunque la mayoría de toallitas húmedas son biodegradables, necesitan más tiempo que el papel higiénico para descomponerse en su trayecto desde el retrete a la depuradora. Un tiempo que resulta insuficiente para su degradación, quedándose enganchadas en el alcantarillado. Y aquí empieza lo peor: en época de lluvias, son arrastradas en tromba hasta la planta de depuración creando unos atascos tremendos que a menudo paralizan toda la instalación. ¿El resultado? El agua residual puede desbordarse y alcanzar el río, y las toallitas campar a sus anchas por el fondo marino. Ya te imaginas las consecuencias que esto produce en el medio ambiente… un DESASTRE.

el váter no es una papelera

Imagen: Organicus

Ante tal situación, creo que es evidente que el problema de base es doble. En primer lugar, estaría el tema del consumismo innecesario. Por increíble que parezca, en los últimos años ha aumentado considerablemente la demanda de este producto higiénico, destinado inicialmente a los culitos de los bebés. Hoy podemos encontrar toallitas para desmaquillar, para la higiene íntima, para refrescar y un largo etcétera… y yo me pregunto ¿SON REALMENTE NECESARIAS? A modo de ejemplo: ¿podrías pasar con jabón y agua para la higiene íntima? ¿Con un desmaquillante y unos discos fabricados por ti misma? (AQUÍ el tutorial) ¿Con un abanico o pulverizador de agua para el calor? Piensa además en todos los residuos que dejarías de generar (#zerowaste)… Y no voy a juzgarte si la respuesta es NO, pero entonces pasamos al segundo problema: el de la utilización. Si piensas emplearlas, entonces tíralas a la BASURA. Hazle este favor al planeta. Recuerda: 

el váter no es una papelera

Referencias

  1. Cruzada contra las toallitas húmedas en el área metropolitana. La Vanguardia
  1. El váter no es una papelera. Ajuntament de Badalona
  1. Las toallitas húmedas atascan las depuradoras madrileñas. El País 

Cómo germinar semillas de limón

06/07/2016

Tal y como te prometí, hoy te muestro cómo germinar semillas de limón. Las semillas de este cítrico son perfectas para crecer plantas con lustrosas hojas aromáticas que te acompañarán durante unos meses en el interior de tu casa. ¡Da vida a tu casa creciendo “restos” de comida! No te pierdas el tutorial:

cómo germinar semillas de limón

Imagen: Organicus

Paso a paso

*Cuando vayas a utilizar un limón, córtalo longitudinalmente y retira las semillas con la ayuda de un cuchillo (cuidado con dañarlas). Es preferible que la pieza de fruta está madura.

cómo germinar semillas de limón

Imagen: Organicus

*Lávalas para limpiar los restos de pulpa. Cómo son escurridizas puedes usar un colador.

*Mete la uña en la punta de la semilla para abrirla un poco. Nunca viene mal una pequeña ayuda para que brote antes.

*Rellena un recipiente de unos 10 cm de diámetro con una mezcla de fibra de coco y humus de lombriz al 60% y 40%, respectivamente. Uno de los días que lo probé me quedé sin humus de lombriz y también me funcionó sólo con fibra de coco.

cómo germinar semillas de limón

Imagen: Organicus

*Coloca unas 5 semillas sobre la superficie del tarro en posición en horizontal.

*Cúbrelas con 1 cm de tierra y riégalas bien, para que no les falte humedad. Puedes incluso impregnar papel de cocina en agua, encajarlo en el recipiente y dejarlo sobre la superficie unos días, hasta que las semillas germinen (cuidado con la aparición de hongos).

*Deja el vaso en un lugar cálido y sin luz del sol directa. Riégalo habitualmente para mantener la humedad.

*A los 15 días las semillas empezaran a brotar.

cómo germinar semillas de limón

Imagen: Organicus

*Cuando los tallos midan unos 10 cm y las primeras hojas verdaderas hagan acto de presencia, es momento de trasplantar las plantas en tarros individuales; de este modo se podrán desarrollar correctamente.

cómo germinar semillas de limón

Imagen: Organicus

*Elije macetas profundas (unos 25-30 cm) para trasplantarlas y un sustrato con abundante humus de lombriz, dado que los cítricos exigen bastantes nutrientes.

¡Disfruta de tu planta! ¿Otras plantas de interior a partir de restos de comida? ¡Mira este enlace!

Plan de acción contra el hiperconsumo

07/06/2016

He aquí otra colaboración conjunta y coordinada del colectivo Hola Eco. Esta vez para celebrar el día Mundial del Medio ambiente, un momento perfecto para tomar conciencia del cuidado que merece nuestro planeta y pasar a la acción. El eslogan de este año es ”Vuélvete salvaje por la vida”, todo un grito contra el comercio ilegal de especies. Una denuncia más sobre la creciente presión que el ser humano ejerce sobre los sistemas naturales. Este año me quiero sumar a la causa aportando un plan de acción contra el hiperconsumo, es decir, esta tendencia descontrolada a adquirir, gastar o consumir bienes, muchos de ellos innecesarios.

vuélvete salvaje por la vida

Imagen: Organicus

Bien sabes que los recursos naturales de la Tierra son limitados y si seguimos consumiendo a este ritmo agotaremos las reservas de nuestro planeta en un abrir y cerrar de ojos. La cadena lineal que nos lleva a comprar, tirar y comprar de nuevo ilimitadamente debe ser reemplazada por un modelo económico más sostenible que permita hacer más con menos. Y es precisamente en este nuevo esquema de desarrollo donde conceptos como el “do it yourself, DIY”, el residuo cero (zero waste), el reciclaje y la reutilización de materiales encajan a la perfección. ¿Todavía no sabes cómo estos gestos pueden ayudar al planeta? ¡Pásate por este artículo!.

Ahora bien, obviamente no todo lo podemos fabricar o reutilizar. El consumo también es necesario; pero, ¿y si lo ejercemos de una forma más moderada?, ¿y si nos convertimos en consumidores más informados y responsables? Esta es mi propuesta para conseguir un consumo más moderado: un esquema mental muy sencillo, aplicable en tu día a día, y que puede aportar grandes beneficios para el medio ambiente:

Plan de acción contra el hiperconsumo

Imagen: Organicus

Básicamente, cuando estés pensando en adquirir un producto, debes hacerte dos preguntas fundamentales. La primera sería, “¿realmente lo necesito?”, seguida de “¿puedo fabricarlo yo misma?”. Si la única opción posible es la compra, entonces hazle un favor al medio ambiente y a la sociedad en general: lee las etiquetas. Busca dónde se ha fabricado el producto, infórmate sobre qué tipo de ingredientes contiene, observa si existe un envoltorio y de qué material está hecho… en definitiva, mira que sea lo más sostenible y ético posible. Y por supuesto, adecuado a tus necesidades.

Plan de acción contra el hiperconsumo

Imagen: Organicus

Dicho esto, no puedo acabar sin antes citar una frase que tan sólo he repetido un centenar de veces en el blog. Esta vez en forma imagen, para manipular vilmente tu cerebro y grabarla de forma inconsciente en tu mente 😉

¡No te pierdas todos los artículos del resto de participantes del Colectivo Hola Eco!: