Mousse exfoliante DIY – HAZLO TÚ

14/09/2016

¡Hola de nuevo! ¿Qué tal las vacaciones de verano? ¡Organicus vuelve a la carga! Más recetas y truquillos eco-friendly listos para ser publicados esta nueva temporada (¡la quinta ya!, que se dice pronto). Hoy te quiero proponer una receta muy en línea con la época del año. Después de días de playa y sol, la piel se merece una buena exfoliación. De hecho, septiembre es el mejor mes para ello; te lo cuenta Cristina aquí. Por eso, hoy te propongo una mousse exfoliante DIY, basada en mi hidratante corporal. Un 2×1 al alcance de todo el mundo:

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

Ingredientes

Para 200 gramos de producto:

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

Mousse

*140 gramos (g) de manteca de karité

*60 g de aceite de almendras o aceite de coco fraccionado

*1 g de vitamina E (opcional)

*1 g de aceite esencial de lavanda (opcional)

Nota: si añades aceite esencial y vitamina, reduce la cantidad de aceite a 58 g. Como verás, he intentado simplificar al máximo la receta original de mousse hidratante.

Factor exfoliante

*60 g azúcar

En este caso he escogido azúcar, pero puedes sustituirlo por piedra pómez – por ejemplo, si la exfoliante es para pies – sal gorda, sal fina o epsom, así como ralladura de hueso de aceituna. Puedes añadir entre un 30%-100% de la cantidad de mousse final. Esto va al gusto. Piensa en el poder de exfoliación que quieras y la sensibilidad de tu piel. No vayas a poner un 100% de pómez para el cuerpo porque te destrozarás. Si tienes la piel sensible, pienso que lo mejor es azúcar o sal fina.

Paso a paso

*Coloca un recipiente al baño maría y añade la manteca de karité.

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

*Cuando la manteca se deshaga, agrega el aceite de almendras o coco.

*Incorpora también los aceites esenciales y la vitamina E, cuando el termómetro esté por debajo de los 40ºC (opcional).

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

*Deja que la mezcla se enfríe en la nevera al menos 1 hora, hasta que adquiera una textura semi-sólida.

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

*¡Llega el momento de agitar! Utiliza la varilla de montar claras de huevos y bate la mezcla hasta que doble su tamaño y adquiera una textura parecida a la de la nata.

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

*En este momento, puedes reservar la mitad del producto y usarlo como hidratante corporal. Deja la otra mitad en el bol para continuar con la receta exfoliante.

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

*Añade el azúcar y vuelve a darle a la batidora; hasta que veas que los granos quedan esparcidos homogéneamente.

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

*Rellena el envase final y etiquétalo debidamente. Mejor si es de cristal y reciclado.

mousse exfoliante DIY

Imagen: Organicus

Nota: no mezcles el material de cocina que está en contacto con los alimentos para tus recetas de cosmética natural.

Cómo utilizarla

En el baño o ducha, extiende la mousse sobre el cuerpo dando masajes circulares. ¡Aclara con agua y listo!

Por favor, evita que el recipiente con el producto final se empape de agua. Podría contaminarse con hongos o bacterias. Te aconsejo que abras el tarro lejos de la ducha, cojas con la mano la cantidad que necesites y entres en la bañera para exfoliarte (aquí ya no hay problema con el agua).

Si te animas a probar, ¡ya me dirás qué tal! ¡Ah! y si buscas otras exfoliantes caseras, aquí van unas cuantas:

*Exfoliante labial 

*Exfoliante reutilizando los posos de café 

*Exfoliante a base de sal y limón (a modo chupito tequila) 

*Exfoliante a base de aceite de coco y azúcar 

Y otra cosa más antes de despedirme. Si prefieres utilizar exfoliantes comerciales, no importa, pero sobre todo, mira que no contengan estas dichosas bolitas: Esturirafi te explica porqué.

5 pensamientos en “Mousse exfoliante DIY – HAZLO TÚ

  1. Casilda Martin

    Una receta estupenda. Hago algo muy parecido para las mascarillas que preparo a mis clientas para las pedicuras. El exfoliente lo hago en seco, pero probaré esta variante. Gracias Ana.

    Responder
    1. Organicus Autor

      Hola Jessica, la puedes conservar a temperatura ambiente sin problemas durante al menos 1 año. Su caducidad sólo depende del tiempo en que tarde la manteca o aceites en ponerse rancios 😉

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *