Pañales de tela

Aunque me encantan los niñ@s no tengo mucha práctica con ellos, por lo que cuando este fin de semana estuve 24 horas seguidas con mi ahijado de casi 3 mesecitos me quedé alucinada de la cantidad de pañales que necesita una personita tan pequeña… por no hablar del gasto económico que suponen ¡qué os voy a contar a las que sois madres! Pues nada, que me he puesto a buscar alternativas a los “dodotis” y he visto que cada vez están más de moda los pañales de tela: en primer lugar porque resultan más baratos; según un estudio de la OCU permiten ahorrar unos 600€ por niñ@.  En segundo lugar porque respetan el medio ambiente ya que son biodegradables y finalmente, porque cuidan la delicada y sensible piel del bebé: la mayoría están hechos a base de bambú y algodón 100% natural, en vez de petróleo como muchos de los convencionales. Os hago un pequeño resumen de lo que he encontrado:
pañales de tela

Imagen vía Bambooty

Básicamente existen dos tipos de pañales de tela. Los primeros suelen resultar más sencillos y económicos y constan de dos piezas (por un lado la parte absorbente/pañal y por el otro el cobertor para aislar la humedad y suciedad). Como parte absorbente encontramos desde simples gasas o predoblados hasta los Cotton Hour Shapie Pocket (Babyidea) o el pañal ajustable Estrella (Tucuxí). En cuanto al cobertor tenemos el cobertor coral (Tucuxí) o cobertores de lana (Babyidea y ManyMonths).
El segundo tipo de pañal consta de una única pieza (absorbente y cobertor juntos) por lo que son más fáciles de poner y quitar. Estos son los más parecidos a los pañales desechables, pero en este caso se ponen, se usan, se lavan y listos para volver a ser utilizados. Dentro de este grupo encontramos los Ones&Twos, Econappi y Simplex (de Swaddlebees), POP-IN y BITTI TUTTI.
Si os interesa podéis encontrar más información en abrázame mucho¿Alguien los ha probado? ¿Cuál es vuestra experiencia?

ENTRADAS RELACIONADAS

  1. es una buena idea pero pienso en todas las lavadoras que abría que poner y me dan temblores!! jejeje

    • Ana

      17 octubre

      Sí, la verdad es que esta es laa mayor desventaja que les veo…aunque aún y contando el gasto energético y de agua siguen siendo económicamente más rentables!

      Un abrazo!

  2. ferrert

    2 febrero

    No creais q son tantas, de hecho hace poco q me he puesto y hago un diasi otro no.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM