Το παιχνίδι καζίνο NineCasino περιλαμβάνει μίνι-παιχνίδια με θέματα υγιεινής διατροφής και βιώσιμης κατανάλωσης, εμπνευσμένα από το περιεχόμενο της ιστοσελίδας Organicus. A játékban, a NineCasino -ban a játékosok pontokat szereznek, ha a virtuális létesítményük irányítása során környezettudatos döntéseket hoznak, amelyek az Organicus értékeit tükrözik. beylikdüzü escort

8 razones saludables para comer algas

Se calcula que cada año se recolectan unos dos billones de kilos de algas para el consumo humano, siendo Corea, Japón y China los principales consumidores de estas especies vegetales. Aunque su popularidad en el mundo Occidental crece día a día, no es comparable a la de los países asiáticos. Aún así, cada vez son más los adeptos de estos nutrientes, dado que son una fuente de compuestos únicos que no encontramos en las plantas terrestres – como los florotaninos y ciertos polisacáridos – que aportan beneficios para nuestra salud. A pesar de que son necesarios más estudios en humanos, y de mejor calidad, los datos preliminares indican que comer algas puede repercutir de forma muy positiva en nuestro organismo:

comer algas beneficios

Imagen: Organicus

1. Protegen frente a enfermedades cardiovasculares: la mortalidad en Japón debida a este tipo de enfermedades es más baja que la observada en los países Occidentales. Uno de los motivos podría ser el consumo de algas, y es que parece que algunas de las sustancias presentes en estos alimentos podrían contribuir a reducir la cantidad de colesterol, además de poseer ciertas propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes, entre otras. Asimismo, los aceites presentes en estas especies vegetales son una buena fuente de ácidos grasos poliinsaturados omega-3, bien conocidos por sus efectos cardioprotectores.

2. Controlan el peso: la fibra ayuda a perder peso al prolongar el vaciado gástrico, lo que se traduce en un aumento de la sensación de saciedad y por lo tanto, en una menor ingesta de alimentos. En ese sentido, las algas son grandes fuentes de fibra, por lo que podrían ayudar a adelgazar.

3. Aliadas de los diabéticos: algunas evidencias apuntan a que la ingesta de algas podría regular los niveles de insulina y glucosa en pacientes con diabetes mellitus tipo II u obsesos.

4. Fortalecen tu sistema digestivo: la microflora de nuestro tracto gastrointestinal es fundamental para gozar de una buena salud. Existen ciertas evidencias de que algunos componentes de las algas podrían favorecer la supervivencia de esta flora bacteriana, por lo que podrían ser consideradas alimentos prebióticos.

comer algas beneficios

Imagen: Organicus

5. Mantienen tus huesos fuertes: las algas son una fuente natural de minerales, como por ejemplo, de calcio. Algunas especies llegan a tener hasta cinco veces más calcio que la propia leche, por lo que es plausible pensar que podrían ser de gran ayuda para combatir la osteoporosis. Además también son ricas en iodo, un mineral clave en la regulación de la tiroides, que a su vez, también está muy implicada en el metabolismo óseo. Una de las especies con más cantidad de calcio sería el alga conocida popularmente como kombu, que a su vez, y junto con el alga wakame, nori y espagueti de mar, sería también una gran fuente de iodo. Y algo más de información extra en cuanto a minerales: el alga conocida como lechuga de mar es “la reina” del magnesio.

6. Menos infecciones virales: parece que el consumo elevado de algas se asocia a una menor tasa de infecciones virales, porque al parecer, algunos componentes de estas especies marinas serían capaces de bloquear la entrada de ciertos virus a las células.

7. Ayudan a tu estado de ánimo: un estudio reciente en mujeres embarazadas apunta a que el consumo de algas puede reducir estados depresivos durante el periodo de gestación.

8. Propiedades antitumorales: de hecho, la empresa nacional Pharma Mar lleva años investigando derivados de estas especies botánicas como fármacos para combatir el cáncer. Y es que algunas evidencias apuntan a que algas como la espirulina podrían ofrecer cierta protección frente al cáncer de boca. Además, algunas investigaciones revelan que la ingesta de iodo ofrece un efecto protector frente al cáncer de mama. Aún así precaución: recuerda que una dieta sana debe ser equilibrada y no puedes empezar ahora a consumir algas como si se acabase el mundo, porque un consumo excesivo podría ocasionar problemas en la tiroides.

comer algas beneficios

Imagen: Organicus

Ahora ya sabes, sólo queda consumirlas añadiéndolas en ensaladas, sopas, cremas o a modo de acompañamiento, rebozadas y fritas. Además, ya no hace falta comprarlas exportadas, porque empresas nacionales están empezando a comercializar diferentes tipos de algas cultivadas de forma sostenible y ecológica en nuestro territorio, por lo que también puedes favorecer el consumo local y de proximidad (Km 0). Espero haberte convencido 🙂

Referencias

Brown EM y cols. (2014) Seaweed and human health

Miyake y cols. (2014) Seaweed consumption and prevalence of depressive symptoms during pregnancy in Japan: Baseline data from the Kyushu Okinawa Maternal and Child Health Study.


ENTRADAS RELACIONADAS

  1. Lorena

    29 octubre

    Hola, buenos días.
    Y el yodo de las algas, ¿es peligroso el alto contenido que poseen ?
    Últimamente es un tema que debatimos mucho en casa y tenemos muchas dudas.
    Gracias!

    • Organicus

      31 octubre

      Hola Lorena, pues con las algas pasa como con todo: en su justa medida ayudan, pero por encima de lo recomendado pueden acarrear ciertos problemas, en especial en la tiroides, tal y como apunto en el artículo. Todo es cuestión de dosis. En adultos, las recomendaciones de yodo en la dieta son de 150 microgramos/día (cuidado, esto no significa que cada día tengas que consumir esto, se trata de un promedio). A partir de ahí, busca en la etiqueta de tus algas la cantidad de yodo que tienen por gramo de producto, y echa cuentas. No te asustes si en algunas especies de algas la cantidad de este mineral es superior al valor recomendado, no las vas a consumir cada día. También ten en cuenta que en la dieta también tendrás otras fuentes de yodo. Una de las más habituales es la sal, puesto que en nuestro país se suele consumir yodada para suplir posibles deficiencias: 1/4 cucharadita de sal ya te proporcionará unos 95 microgramos de yodo. Así es que ya sabes: se recomienda su consumo, pero con moderación. Si te interesa el tema te dejo más información fiable a continuación:

      http://ods.od.nih.gov/factsheets/Iodine-DatosEnEspanol/
      http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002421.htm

      Espero haberte aclarado las dudas!! 🙂

      • Lorena

        31 octubre

        Muchas, muchas gracias por esta respuesta tan completa!
        Dudas resueltas!

  2. Lula

    29 octubre

    Sí, en Galicia tenemos empresas que comercializan las algas de nuestro Atlántico. De todas formas, como con casi todo, hay que consumirlas con moderación.

    • Organicus

      31 octubre

      De Galicia las compro yo 😉 Correcto Lula, como comento en el artículo, todo en su justa medida

  3. rosy

    29 octubre

    A mi me encantan, son deliciosas.
    Me gustan mucho estos temas.
    Un beso y gracias ; )

  4. Carmen

    29 octubre

    Hola!

    Si me permites la aportación… comentar que para mí es importante comprar las que proceden de Galicia o cualquier otro lugar que no sea Japón, Taiwan y zonas próximas a Fukushima, pues creo que se ha olvidado el tema (o han querido que se olvide) y los riesgos de radiación continúan, más si hablamos de alimentos que se recogen del mar.

    Gracias por tus post, ¡me encantan!

    • Organicus

      31 octubre

      Sólo puedo darte la razón Carmen. Gracias a ti por comentar!

  5. luz

    29 octubre

    Me encantan ,yo las como un dia a la semana.Las compro gallegas.

    Besos

    • Organicus

      31 octubre

      Gracias Luz!!! parece que todas estamos aficionadas a Galicia 🙂

  6. ktina

    11 noviembre

    Buenas! Me ha parecido super interesante el artículo. Donde podría localizarlas?? Siempre las he comido en el japones y en ensalada! en un futuro animate a compartir alguna recetilla con ellas!!:-) mil gracias

  7. Organicus

    15 noviembre

    Hola Ktina! tomo nota con lo de la receta 😉 Pues hoy en día, casi en cualquier supermercado o herboristría las venden, Yo suelo comprarlas en un supermercado ecológico porque encuentro más variedad y proveedores, así es que ya sabes, ya no tienes excusa para volver al japonés 🙂

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM