LEYENDO

Todo lo que siempre quisiste saber sobre los tinte...

Todo lo que siempre quisiste saber sobre los tintes vegetales para el pelo

Si hay algo que me pedís con mucha insistencia es un artículo sobre tintes vegetales para el pelo. Por fin he podido recopilar toda la información al respecto y hoy te la presento en formato de “preguntas y respuestas”, para que te sirva de guía. Empecemos:

tintes vegetales para el pelo

Imagen: Organicus

¿Qué determina el color natural del cabello?

Antes de empezar a hablar sobre tintes, vale la pena que sepas que el responsable del color de tu cabellera es un pigmento llamado melanina. Concretamente, existen dos tipos de melaninas:

  • La eumelanina, que da lugar a los tonos oscuros
  • La feomelanina, que proporciona la gama clara

 

Tan sólo DOS pigmentos, combinados en diferentes proporciones, dan lugar a cualquier tono. Qué práctica es la naturaleza… ¿Y las canas? Pues no son más que el resultado de dejar de producir melanina.

A partir de aquí, si quieres cambiar la coloración de tu pelo tienes tres opciones principales: retirar el color natural de tu melena (aclararlo), añadir color (teñirlo) o combinar ambas.

tintes vegetales para el pelo

Imagen: Organicus

¿Cómo aclaro el tono?

Para este proceso se suele utilizar peróxido de hidrógeno, más comúnmente conocido como agua oxigenada. Este compuesto reacciona químicamente con la melanina de tu cabello, retirando su color natural. He aquí el nacimiento de una rubia de bote. Respect.

Por cierto, este proceso es irreversible. Para dar color a tu cabellera deberás dejarla crecer de nuevo o teñirla (lo cual da paso a la siguiente pregunta).

¿Cómo tiño mi cabello?

Fácil, añadiendo un colorante. Te lo explico a continuación. Sin duda, esta pregunta es la que más aporta a todo el artículo…

¿Cómo funcionan los tintes capilares?

Debes saber que los tintes pueden clasificarse según la duración de sus efectos o el origen de sus ingredientes. Veamos el primer caso. A grandes rasgos, existen tres tipos principales de coloración:

  • Temporal: los colorantes empleados son de elevado peso molecular, por lo que se quedan en la superficie de la fibra capilar, sin penetrarla. Por esta razón, las coloraciones se eliminan tras el primer o segundo lavado con champú. ¿Ventaja? No dañan el cabello al no contener sustancias como el agua oxigenada o el amoníaco. Ahora bien, básicamente lo único que aportan es brillo.
  • Semipermanente: a diferencia de los tintes anteriores, las moléculas de colorante tienen un tamaño más pequeño, lo que les permite atravesar parcialmente la fibra capilar. Aunque su cobertura es baja, se trata de formulaciones alcalinas resistentes a varios lavados (de 6 a 12) capaces de proporcionar reflejos, matizar mechas y colorear canas. Como en el caso de los temporales, no poseen poder decolorante y en sus formulaciones no encontrarás ni amoníaco ni agua oxigenada. Cuidado, porque a veces clasificamos, de manera errónea, los baños de color en esta categoría. Cristina te lo explica aquí. Por cierto, también existen las coloraciones demipermanentes, parecidas a las que te acabo de describir, pero con pequeñas cantidades de agua oxigenada en su formulación. Estas quedarían a medio camino entre las semipermanentes y permanentes.
  • Permanente: en este grupo tendríamos los tintes propiamente dichos. Como su propio nombre indica, este tipo de producto consigue que el color persista indefinidamente (hasta que el pelo crece de nuevo), siendo los más utilizados en las peluquerías. Estas fórmulas emplean agua oxigenada y amoníaco (o similares). En este caso, se puede decolorar el cabello para teñirlo simultáneamente con tonos más claros, oscuros o idénticos al color natural, o bien teñirlo sin eliminar la melanina con un tono igual o similar al original. Estos sí atraviesan la fibra capilar y actúan a nivel del córtex. Con ellos, las canas quedan perfectamente cubiertas. ¿El inconveniente? El pelo sufre más.

 

En cuanto al origen de los agentes colorantes estos pueden ser:

  • Orgánicos sintéticos: los hay tanto temporales como semipermanentes y permanentes y, sin duda, son los más empleados en las peluquerías. No me extiendo más, porque quiero centrarme en el último grupo.
  • Metálicos: basados en sales metálicas como el nitrato de plata o acetato de plomo. ¿Te acuerdas del Grecian 2000? Pues he aquí un ejemplo. Actualmente, este tipo de tintes está casi en desuso.
  • Vegetales: se trata de sustancias de origen botánico ricas en pigmentos. En la siguiente sección te cuento más.

tintes vegetales para el pelo

Imagen: Organicus

¿Qué plantas se suelen emplear para dar color al cabello?

Entre las especies botánicas más empleadas puedes encontrar la alheña y la camomila:

  • Alheña o jena (más conocida como henna, su nombre en inglés). Esta planta es la reina de los tintes vegetales. Se trata de las hojas secas pulverizadas de la especie Lawsonia alba, Lawsonia spinosa o Lawsonia inermis y debe sus propiedades colorantes a la presencia de lawsona (2- hidroxi-l,4-naftaquinona). Para colorear el pelo, la alheña se disuelve en agua caliente ligeramente acidificada y se aplica como cataplasma en la cabeza. Su color se deposita en el interior del tallo capilar, por lo que podríamos decir que se trata de una coloración semipermanente. En los cabellos castaños puedes obtener tonos caobas y en los rubios colores más anaranjados; no más. Si ves reclamos publicitarios que dicen que puedes conseguir tonos negros o rubios es porque mezclan el pulverizado de esta planta con otras sustancias. ¿Buscas una auténtica coloración vegetal? Elige las denominadas hennas “naturales” o bien las combinadas con otros extractos botánicos (índigo, cúrcuma…), pero libres de sales metálicas y p-fenilendiamina (PPD); este último se utiliza para oscurecerla (henna negra) y se asocia a casos de dermatitis. Más cosas: la denominada henna neutra en realidad procede de la planta Cassia obovata y no aporta ningún tipo de coloración, sólo se utiliza para fortalecer el cabello. No la confundas.
  • Camomila o manzanilla. Tanto las especies Anthemis nobilis (camomila romana) y Matricaria chamomillae L. (camomila alemana) pueden servir para aportar un tono amarillento-dorado. En este caso, son las flores pulverizadas las que otorgan la coloración gracias a la apigenina (1,3,4-trihidroxifiavona), su principio activo. También al azuleno, presente en los extractos de camomila, se le atribuyen propiedades tintóreas. Eso sí, no esperes aplicarla y volverte rubia. Su eficacia ha sido muy cuestionada y hay quien argumenta que lo que principalmente aporta es brillo que, bueno, también puede venir bien. Por cierto, también puedes emplear sus flores para fabricar una exfoliante casera.
  • Otras especies: las hojas de índigo se suelen mezclar con alheña para dar lugar a colores marrones y negros. También las hojas y cáscaras de nuez. Asimismo, hay quien argumenta que el se puede emplear para modificar los reflejos y el café para oscurecer el tono de la cabellera. Tanto la miel como la canela parecen tener cierta acción decolorante y la cúrcuma puede proporcionar reflejos amarillos. La centaura es capaz de aportar reflejos azulados a los cabellos blancos y la infusión de raíz de ruibarbo un tono dorado al cabello. Todo ello, muy sutil, no vayas a creer que es la panacea.

¿Entonces, es mejor si utilizo tintes vegetales?

Pues mujer, como todo en la vida, los tintes de origen botánico presentan ciertas ventajas frente a los metálicos u orgánicos, pero también ciertos inconvenientes. Por ejemplo, en general, los vegetales son más eco-friendly y no ocasionan problemas de alergias o sensibilización como algunos tintes orgánicos empleados en peluquerías. Aunque tampoco están exentos de ello por el simple hecho de ser extractos de plantas. La coloración, en el mejor de los casos, es semipermanente, por lo que su poder para cubrir las canas es bajo y, por lo tanto, su efecto desaparecerá tras unos cuantos lavados. Además, la gama de tonalidades que puedes conseguir con ellos es limitada, los cabellos pueden quedar ásperos debido a la presencia de taninos y su aplicación es algo engorrosa. Como siempre, todo depende de lo que busques.

¿Los has probado? ¿Con cuál te quedas? Sigue atenta, porque en próximos capítulos te mostraré un experimento con henna y camomila en mi propio cabello.

 

Manifiesto final: la cana es bella

 

Referencias 


ENTRADAS RELACIONADAS

  1. Elena

    9 julio

    Hola!! Me ha gustado mucho tu artículo, y quería comentar mi experiencia. Tengo canas desde los 8años y me tiñó desde los 15. Ahora tengo 36. Cómo puedes imaginar tengo muchísimas ganas. Normalmente me tiño en casa y he probado varias marcas. Antes utilizaba los típicos tintes comerciales, de L’Oréal, Garnier, etc. Con tanto teñirme, mi cuero cabelludo y mi pelo, ya estaban un poco tocados. Además empecé a descubrir todas las sustancias perjudiciales que se absorben por la piel… Así que empecé a probar algun tinte de herboristería… Pero me siguió pareciendo lo mismo. Quise probar la henna, pero leí que con tintes químicos debajo suele quedar un color en plan “rubio pollo”. Así que no encontraba muchas más opciones. Hasta que descubrí “color me organic”.es una pasada!! Me cubre super bien las canas. El resto del pelo es verdad que me sigue quedando bastante negro, pero la cana me coge mucho color y super bonito. También he de decir que mi cana es bastante especial! Jeje. Que conste que no tengo nada que ver con la marca, pero estoy tan contenta que se lo recomiendo a todo el mundo. https://www.colourmeorganic.com/

    Ahora, después de tantos años de teñirme el pelo, mi próximo reto es dejar mi pelo al natural y aprender a amar mis ganas tal y como son 😉 espero aguantar la transición… Algún consejo??

    • Dácil

      10 julio

      Hola Elena y Ana,
      Me ha encantado el artículo. Yo estoy empezando con esto de las canas, también con la transición entre me las dejo o me tiño… Tengo el pelo muy muy negro y pocas canas por ahora, me he aplicado varias hennas, pero no me cogen NADA, en el último intento me di una “precoloración” natural (creo que se llamaba así, de la marca Kadhi) y luego la henna y me cogió un ligero naranja la cana, pero nada más. Total que ya no sabía que hacer. Casualmente me había comprado este producto que comentas Elena, el “color me organic” y lo tengo en casa a la espera de que me de el día inspirador. ¿Algún consejo para aplicármelo?, si realmente me cubre la cana, sería muy feliz de encontrar por fin algo natural y que cubriera. Muchas gracias a las dos.

  2. Hola Elena, muchísimas gracias por tu recomendación. Y en cuanto al consejo… pues que decidas lo que decidas bien hecho estará, por lo que adelante y que te importe un bledo lo que diga la gente o la moda 😉

  3. mara

    9 julio

    Hola, gracias x compartir tu conocimiento.
    Llevo años usando henna y me funciona excelente, la preparo con cítricos, se queda reposando todo un día, luego ya puedo aplicarla: 2 ó 3 horas sobre mi pelo y el color permanece hasta que me crecen más canas; es engorrosa la preparación, la espera, sin embargo vale la pena para mi que busco 100%natural
    La obtengo certificada pura y orgánica aquí:
    http://www.hennaforhair.com
    ☺️

    • Dácil

      10 julio

      Hola Mara,
      Yo también busco el 100% natural, ¿me puedes aclarar más eso de la preparación con cítricos? ¿algún consejo en la aplicación de la henna? He leído que es importante la temperatura, yo dejo hervir el agua y luego le pongo un bol debajo de agua caliente mientras la aplico (tipo al baño maría), pero la verdad es que no me coge nada. Tengo el pelo muy muy negro, pero sólo quiero que la cana se oscurezca un poco. Gracias, cualquier consejo será bienvenido.

  4. María

    19 julio

    Hola! Pues yo notaba que mi pelo quedaba áspero tras la henna y siempre había oído lo contrario, que quedaría brillante y sedoso. Por primera vez oigo que esta sequedad tiene que ver con los taninos. ¿Podrías explicar algo más al respecto? Sobretodo lo relacionado a como evitar esta sequedad.
    Gracias. La entrada me ha parecido muy buena. Un saludo.!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM